979 830 442 info@tierrasdelrenacimiento.es
Adéntrate en los orígenes y riqueza cultural de las Tierras del Renacimiento

EL FOLKLORE EN BECERRIL DE CAMPOS

Aunque ya decimos que  algunas de las costumbres de nuestros pueblos se han perdido, otras se van recuperando y restaurando, como el caso de las danzas de Becerril dedicadas al Santo Cristo de San Felices, restauradas y puestas en valor junto a sus bailes, tonadas y paloteos. Fue posible gracias al entusiasmo de los propios becerrileños, que se propusieron desde la memoria de los vecinos más mayores y el trabajo de las asociaciones recuperar, contra viento y marea y contra la propia memoria olvidada, las danzas que hace casi setenta años se dejaron de realizar. La labor vio sus frutos en el año 2011, cuando volvían a sonar los paloteos por las calles de Becerril, silenciados en 1945.

 

Anselmo Redondo recoge en su Monografía Histórica de la Villa de Becerril de Camposde 1952 cómo en las celebraciones del Corpus Christi y de la Octava del Santísimo Sacramento, era muy aficionados los becerrileños a representar comedias y teatros sacramentales en la procesión de dichos días, alquilándose vestidos para la representación en localidades como Valladolid y otras capitales. En un acuerdo del año 1608 se determina que se gastasen hasta 400 reales en esta forma: “al que sacase mejor danza se le dé una pieza de plata o 100 reales y al que sacase mejor invención de su persona sola, se le dé un anillo de oro de hasta cuatro escudos, otorgándose también al que quisiere y mejor representase una comedia, 12 ducados”. El pueblo desde entonces contó con diversas cuadrillas de danza que desarrollaban su actividad principalmente en las fiestas de cofradía, San Isidro y el Corpus -con una gran desarrollo actual de esta festividad-, destacando la sentida vinculación con la cofradía de pastores que bajo la advocación del Cristo de San Felices, se organizó entorno a una ermita a donde se acercaban los romeros a celebrar fiesta en dos ocasiones a lo largo del año junto con la cofradía que va a celebra este año los 300 de existencia, pues fue fundada en 1718. La primera romería se celebra el último sábado de mayo denominada del pan y el queso y la segunda propiamente del “Cristo de los pastores”, el último domingo de septiembre.

Con el paso el tiempo junto a la recopilación de la nueva danza se han reunido un nutrido grupo de tonadas de dulzaina (danzas, jotas, paloteos, dianas, pasacalles, bailes, etc) pertenecientes al repertorio de la cuadrilla de los dulzainero locales apodados “Los baratos”, formada a principios de siglo XX y que aún día siguen figurando en el redoblar de uno de los descendientes Santiago Guzón, en lo que es más de un siglo de tradición dulzainera. Además Becerril atesora un rico caudal de tonadillas, coplas de jota y rogativas conservadas en la memoria de Pilar Merino, quien heredara la gracia de su madre María Pichucha.

Con este antiguo repertorio musical de canto y dulzaina, presenta este pueblo del mismo modo que Paredes, la mayor documentación de la zona en lo tocante a otra de las manifestaciones de la tradición como es la de la indumentaria tradicional, con una buena muestra documental de fotografía y estampas de época donde se aprecia la riqueza, variedad y antigüedad de estas manifestaciones artísticas del vestir popular.

  • Foto de Becerril. Propiedad de Pilar Merino, de Becerril de Campos. Año 1939
  • Foto de los danzantes del Cristo de San Felices.
  • Foto: Antigua procesión del Corpus Christi de Becerril de Campos
  • Foto: Vara antigua de la Cofradía del Cristo de San Felices.
X