979 830 442 info@tierrasdelrenacimiento.es
Adéntrate en los orígenes y riqueza cultural de las Tierras del Renacimiento

EL FOLKLORE EN CISNEROS

La danza de Cisneros mantiene la mayor parte de las características que se vienen desarrollando desde el siglo XVI, las antiguas melodías, la vinculación a una cofradía de carácter medieval de quien depende en exclusividad, indumentaria cuidada en extremo con unos espectaculares trajes inmaculados orladas de encajes, enaguas y cintas de estilos renacentistas y tocados al modo barroco. Es una de las pocas danzas que mantienela presencia únicamente de carácter masculina como parte del desarrollo antiguo protocolario desde haces cinco siglos, junto a otros elementos propios de rituales paganos ancestrales como es la presencia del llamado chiborra (existente en Fuentes y Becerril asimismo), guión o encargado del desarrollo y la lectura de los versos y aleluyas de contenido crítico y social. Con él se desarrolla el ritual del “juicio y azote”, en lo que los estudiosos y etnógrafos han querido ver la representación del “mito del sacrificio y resurrección o de la renovación del ciclo natural” como se define de manera antropológica. La danza la encontramos referenciada en 1605 y desde entonces ha ido añadiendo elementos históricos hasta la actualidad. De hecho, siguiendo la costumbre de siglos anteriores, se ha adaptado un nuevo paloteo en época reciente, que ya se realiza de manera habitual, y como parte de la danza junto a los otro lazos de siglos anteriores, en seña clara de vigencia y dinámica actualidad.

 

 

Contra viento y marea la danza ha subsistido a pesar de los golpes que ha ido sufriendo, como todo el patrimonio tradicional en los últimos años e incluso siglos, pues estas danzas fueron prohibidas –como algunas otras de este tipo- por real Orden de Carlos III en 1777. La danza evitó desaparecer adecuándose años después cuando pasó de acompañar de la custodia sacramental a la Virgen del Castillo, convirtiendo lo que hasta entonces había sido una fiesta menor de cofradía en la fiesta actual, patronal, en la que se ha erigido. La danza fue nuevamente prohibida por el Obispado de León (a cuya diócesis Cisneros pertenecía eclesiásticamente) en 1925, superando nuevamente este impedimento y manteniendo la danza en la actualidad.

Además es Cisneros la que atesora el más rico cancionero tradicional que fuera ya descubierto por Joaquín Díaz en sus entrevistas y recopilaciones desde 1981 y que reúne tonadas de ronda y de bodas, de vendimia y de siega, romances antiguos y coplas de ciego, canciones infantiles y de baile de almirez, villancicos, rogativas, nanas, novenas, misa populares pastoriles, coplas de semana santa y aguinaldos. Algunas de las cuales se pueden oír en esta pagina de la Fundación Joaquín Díaz de Urueña (Valladolid) recogidas en los últimos años por Joaquín Díaz como ya indicamos, por Raquel González Paredes y Carlos Porro:

  • Fotos: danzas de Cisneros. de Jon Quintano (Burgos) y de Javier Prieto
  • Foto: Varas de Cofradías. Fotografía de Carlos Porro.
X